Encuentro Onashaga: una nueva oportunidad para las productoras

Emprender 07 de marzo de 2020 Por Ignacio Giménez
El domingo 8 de marzo, de 16 a 21, en el patio de Homero’s (San Martín 253) tendrá lugar la primera edición del Encuentro Onashaga, un evento destinado a que las emprendedoras locales puedan dar a conocer sus proyectos y vender sus producciones.
Onashaga

Las participantes tuvieron que reunir determinados requisitos para poder acceder a un lugar: sus proyectos debían tener un nombre de fantasía, al menos una red social (Facebook o Instagram) con publicaciones frecuentes y ser productoras de su mercadería.

Onashaga es uno de los pocos espacios pensados para aquellas emprendedoras que producen sus mercancías y que, muchas veces, no pueden competir (en cuanto a precios) con sus colegas emprendedoras/revendedoras. Además, permite a las productoras intercambiar información, generar vínculos, hablar de sus estrategias de venta y “cruzar clientes”.

Onashaga no solo pone en valor la producción de las emprendedoras, también refuerza la actividad de estos sectores. Posibilita a las productoras acceder a otro mercado más amplio que el de las redes sociales.

La organizadora del Encuentro Onashaga, Iara Baudino, es la emprendedora responsable de Kipa, un proyecto que realiza macetas de diseño en microcemento. Reunió experiencia en la realización de estos eventos con la Expo Ouchá, un espacio con las mismas características que este. 

La organización no solo nació de su deseo de generar un espacio para las productoras. También representó un desafío personal: quería colocar esta actividad sobre sus hombros, diagramarla y llevarla a cabo.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre ella y su continua militancia por la puesta en valor del lenguaje y la desmitificación de las tareas “masculinas”. Este encuentro representa un poco más de eso. Iara quiere enseñarle al mundo que una mujer puede organizar eventos de esta magnitud, que reúnan productores de todos los rubros y generar espacios de concertación. 

Onashaga no solo es un desafío, ella lo definió como una oportunidad. ¿Qué mejor para una ciudad cuyos espacios están pensados para otro tipo de comerciantes que una nueva oportunidad para este sector?, ¿y quién mejor que Iara, una militante y representante del emprededurismo para generarla y terminar con la acefalía de las productoras? Es una oportunidad, además, para que los compradores puedan conocer a quienes mueven la economía popular y para que descansen, tomen un trago y disfruten de la música de los artistas locales que van a participar del encuentro. 

Ignacio Giménez

Comunicador Social, certificado en Design Research y análisis de Experiencia de Usuarios. Amante de la historia, la literatura y la política.

Te puede interesar