"Decime Marta": Madres, emprendedoras y rockeras

Emprender 29 de febrero de 2020 Por Ignacio Giménez
En el continuo acercamiento con las emprendedoras notamos que, desde su posición, cada una milita por alguna causa. En este caso nos encontramos con Anabela, que llega para deconstruir los estereotipos de la maternidad. Te contamos un poco más sobre ella y su emprendimiento de lencería "subida de tono".
WhatsApp Image 2020-02-26 at 21.58.42

Estoy convencido de que ella no lo notó, pero durante nuestro encuentro Anabela Arredondo, una emprendedora de 35 años, dijo “miedo” más de 20 veces. ¿Qué mejor palabra para graficar la realidad de las madres solteras que luchan contra los estereotipos?

“Decime Marta” es un emprendimiento de lencería “rockera” o “subida de tono”. Se trata de arneses de elástico, en diferentes tonos y diseños, regulables, pensados para todo tipo de cuerpos. Sus productos pueden ser usados como un elemento “íntimo” o como un accesorio completamente estético. 

WhatsApp Image 2020-02-26 at 20.48.28 (2)Anabela es madre de Elena, de 5 años. Luego de la maternidad sintió que ya no podía hacer nada. La misma presión del “modelo de madre” la condicionó a dar un giro a su vida y limitarse a lo “políticamente correcto”. Dejó de salir, decidió no mostrar más su cuerpo y solo dedicarse a trabajar y a cuidar a su hija.

“Como mujer que hace algo con su sensualidad el estereotipo no me pega, pero como mamá sí. Porque se supone que las mamás ya no hacemos esas cosas. Ya no podemos ser seductoras o usar un arnés. Al principio me afectó porque a mí siempre me gustó salir y viajar con amigas, pero dejé de hacerlo ‘porque era mamá y ya no podía’. Ahora solté todo eso y hago bastante la mía. Me cuido yo, hago las cosas que me gustan hacer y además soy mamá”.

Desde su proyecto Anabela incentiva a todas las mujeres que quieran acercarse a hacer algo que las “haga sentir lindas”. Para ella, el filtro está en el gusto:

“Cuando algo no te gusta ya fue, no te gusta. Pero cuando lo estás mirando de reojo y no sabes si sí o si no, dale, úsalo”.

“Marta” (como ella le llama) nació de su necesidad de hacer algo que la ayude a liberarse de la presión de los estereotipos, de los condicionamientos de la maternidad. Fue un proyecto personal que, en 6 meses, llegó a crecer tanto que hoy día Anabela produce un promedio de dos arneses diarios para no demorarse con los pedidos. Además, sus productos rompen con la lencería tradicional. Ella buscaba que sus productos se alejen de lo naif y puedan "rockear". 

WhatsApp Image 2020-02-26 at 20.48.21
Continuamente lanza al mercado nuevos modelos y sus redes sociales estallan con cada publicación. Su proceso creativo puede resultar algo engorroso, pero no por ello menos efectivo: básicamente ella se para frente a un espejo y comienza a “tirarse” elásticos por todo el cuerpo. Cuando halla una línea que le gusta, comienza a crear a partir de ella. 

Actualmente está gestionando una tienda online. Ya que la demanda no se limita únicamente a Tierra del Fuego (cada modelo nuevo atrae decenas de clientes de diferentes lugares del País) y posee ciertas limitaciones en cuanto a envíos. 

Su trabajo central es en una agencia de turismo, por lo que en épocas de temporada alta decide detener un tiempo la producción para poder continuar con su vida sin saturarse. Aunque aun así, la máquina de coser suele acompañarlas a ella y a su hija en el desayuno. 

Decime Marta es un proyecto desafiante que nos obliga a repensar los prejuicios relacionados con la maternidad, la sensualidad y la estética. Que derrumba estereotipos y enseña que no hace falta tener un cuerpo “escultural” para usar lencería.

“Marta” es una luchadora y una militante, sí. Pero existe una historia aún más destacable: la de las madres que resignan sus atributos para encajar en un modelo que no les pertenece. La de Anabela, que milita diariamente, atrás de una página de Instagram y una máquina de coser, para enseñar que también se puede ser madre y emprendedora. Y que la maternidad, en algunos casos, no llega para cortar alas, sino para abrir nuevos horizontes. 

Ignacio Giménez

Comunicador Social, certificado en Design Research y análisis de Experiencia de Usuarios. Amante de la historia, la literatura y la política.

Te puede interesar