¿Qué ocurre con la brecha salarial entre mujeres y hombres en Argentina?

Actualidad 05 de enero de 2020 Por Ignacio Giménez
Se dieron a conocer datos de la situación actual a partir de la presentación del estudio “Una mirada desde las instituciones laborales. Brecha salarial según género”. Del Instituto de Estudios Sociales en Contextos de Desigualdades (IESCODE) de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ).
embarazo

La directora de ese instituto, Nora Goren dialogó con Página|12 y expuso los principales hallazgos de la investigación. 

Principalmente el trabajo demuestra que las leyes laborales no son neutras en términos de género y alerta sobre la necesidad de revisar normativas con componentes discriminatorios en la Ley de Contrato de Trabajo y convenios colectivos, que refuerzan la brecha salarial entre varones y mujeres.

Los tres principales hallazgos

Las mujeres que usan la licencia por maternidad cobran menos aguinaldo

El sueldo anual complementario (SAC) representa un salario adicional para quienes trabajan a lo largo de todo el año calendario. Se divide en dos pagos semestrales: en junio y en diciembre. Su monto se determina en función de la mayor remuneración mensual devengada en cada período (tal como lo establecen los artículos 121 y 122 de la Ley de Contrato de Trabajo).

“En este caso, las mujeres que están con licencia por maternidad perciben asignaciones familiares durante ese período, las cuales son consideradas como conceptos no remunerativos. Las asignaciones familiares -dado su carácter no remunerativo- no integran la base de cómputo del sueldo anual complementario y, por tanto, las mujeres que gocen de la licencia por maternidad solo cobrarán la parte proporcional al tiempo trabajado”, señaló Goren.

En otras palabras, si dos individuos exactamente iguales (en condiciones laborales: trabajan en el mismo lugar, desempeñan la misma tarea, reciben la misma remuneración), pero una tuvo una licencia por maternidad en el semestre, percibirá la mitad en concepto de sueldo anual complementario.

Esto se debe a que la licencia es por 90 días y el semestre tiene 180. "Esos 90 días que te tomás, si bien recibís una remuneración, no se computa como salario, ergo tampoco como aguinaldo ni para el cálculo de antigüedad. Otra cuestión es que si la trabajadora está bajo convenio, y en el medio de la licencia por maternidad se dispuso un aumento en la paritaria del sector, no cobra la asignación con ese incremento", explicó la Directora.

Las mujeres acumulan menor antigüedad

Según la investigación, la constante entrada y salida de las mujeres del mercado laboral -generalmente por ser las encargadas del cuidado de los hijos- deviene en una menor acumulación de antigüedad en sus puestos. En consecuencia, también, perciben -en épocas vacacionales- menor remuneración que los varones. 

La brecha salarial es del 27% en Argentina

“Mucho se ha dicho hasta el momento acerca de esa diferencia de salarios entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo. Uno de los principales argumentos esgrimidos es que esta diferencia surge de la distinta valoración social atribuida a los trabajos asociados a lo masculino y femenino. La necesaria interdependencia entre las esferas de la producción y la reproducción social pone en cuestión en qué medida las normativas, al no tener en cuenta las desigualdades de género, terminan por favorecer la consolidación de las brechas salariales”, explicó Goren.

Además, esta se ve reforzada dada la más alta tasa de rotación laboral en las mujeres; por no contemplarse las ausencias vinculadas a responsabilidades domésticas; por la distribución desigual de tareas "factibles de recibir gratificaciones"; y por la estrecha vinculación de cantidad de días trabajados en relación a las horas extras.

FUENTE: Página|12

Ignacio Giménez

Comunicador Social, certificado en Design Research y análisis de Experiencia de Usuarios. Amante de la historia, la literatura y la política.

Te puede interesar